1

Reaseguro: Indemnizando Aseguradores

por Pérdidas de Seguros*

El reaseguro es seguro. Esto puede parecer una expresión corriente, pero la observación es fundamental para entender la naturaleza, propósitos, y funciones del reaseguro. El punto â enfatizar es que cualquier riesgo o exposición que puede asegurarse puede reasegurarse, y cualquier riesgo o exposición que no puede asegurarse no puede reasegurarse.

Re, como prefijo en la palabra reaseguro, indica un "asegurar de nuevo" de los riesgos yá asegurados por el asegurador. Después de que las pólizas de seguros han si do vendidas por una compañía de seguros (ó asegurador) y registrádas en los libros de la compañía, el reaseguro permite a un asegurador ser asegurado por el reasegurador contra pérdidas de seguro, a opción del asegurador. De hecho con un tratado de reaseguro o acuerdo facultativo a utomático en vigor, el reaseguro puede ser efectivo al mismo tiempo que el asegurador extiende el seguro al tenedor de poliza. El reaseguro puede afectar una sola póliza (como en el facultativo, ver Glosario), múltiples pólizas como en facilidades de tratados o facultativos dentro de una clase dada de seguro, o la totalidad de clases de seguros. Con rara excepción, el reaseguro es usado solamente por aseguradores que suscriben seguros para el público.

Frecuentemente se dice que, como parte de la industria del seguro, el reaseguro es el seguro que compran las compañías de

 

 

 

 

 

* Nota del editor. El borrador inicial sobre reaseguro fue preparado por Edmond Rondepierre, Asesor General jubilado de la General Reinsurance Corporation y uno de cuatro miembros del Comité de Asesores para este libro. Después de que se decidió que el capítulo debería describir el seguro antes de hablar del reaseguro, el borrador fue ampliado por otros miembros del Comité y los Editores.